Un paseo por Caracas, la sucursal del cielo

Desde su fundación, hace poco más de 450 años, nos hemos referido a Caracas de diferentes formas: “La ciudad de lo posible” por las oportunidades que se encuentran en sus calles, “la ciudad de los techos rojos”, por el color de los techos en las edificaciones de la Caracas de antaño o simplemente “La sucursal del cielo”.

Caracas es una ciudad que nunca para y parece tener vida propia. Con el encanto tosco que caracteriza a las metrópolis y que sin embargo muchas veces obviamos por ese ritmo incansable que suelen tener los días caraqueños. Casi 5 siglos de sucesos e historias que han definido un ritmo urbano característico donde los retos cotidianos están adornados por El Ávila, una montaña que ha conquistado a propios y extraños.

Cada día, la capital venezolana ofreces cientos y cientos de opciones a locales y visitantes. Actividades y lugares por visitar de todo tipo. Historia, modernidad, cultura y gastronomía, por nombrar algunas, son sólo un puñado de las opciones que tendrás en una visita a Caracas. Así que, si planeas ir pronto a Caracas y no sabes qué hacer o por dónde empezar, acá te diremos cuáles son esos lugares que debes conocer en un paseo por la capital.

Una ciudad cultural…

La escena cultural de Caracas es una de las más activas del país. Obras de teatro, museos y eventos musicales tienen lugar cada semana en los diferentes recintos caraqueños. Desde las temporadas obras cortas del Microteatro en el Teatro Urban Cuple hasta los ciclos de obras en el CELARG y el Centro Cultural BOD. Obras humorísticas, dramáticas, infantiles y hasta históricas: las tablas caraqueñas reúnen a lo mejor del talento nacional ofreciendo algo para todos los gustos.

Además de una escena teatral, Caracas está llena de museos de todo tipo. Museos de arte, de historia y ciencia, como el Museo de los Niños (abierto de Lunes a Viernes de 9AM a 5PM), uno de los más emblemáticos de la ciudad en el que los niños pueden aprender los principios de ciencia y tecnología. Además, también podrás visitar el Museo Bellas Artes, considerado uno de los más emblemáticos de la ciudad por su variedad de obras y exposiciones de diferentes corrientes artísticas.

Y por supuesto: El majestuoso Teatro Teresa Carreño, uno de los más importantes de América Latina. Es un recinto imponente que cada tanto recibe a músicos y artistas de todo tipo en sus diferentes salas, adornadas por hermosas esculturas de Jesús Soto que complementan a la perfección la arquitectura vanguardista del recinto.

El Ávila: un gigante natural.

Mucho más que una montaña, el cerro El Ávila se ha convertido en el símbolo por excelencia de la ciudad y uno de los mayores tesoros para los caraqueños. El cerro, funciona como punto de orientación ya que puede ser visto desde cualquier punto de Caracas, siempre al norte. Y además de ser el principal pulmón vegetal, ofrece diferentes alternativas a los caraqueños. Ya sea que hablemos de senderismo, un paseo en familia o simplemente observar la grandeza de Caracas desde la distancia, el ávila ofrece a los caraqueños un escape del ritmo frenético de la ciudad.

Al visitar Caracas, tendrás la opción de subir el Ávila en el teleférico si vas en plan de paseo. Llegar a la cima del Ávila en teleférico toma aproximadamente 15 minutos, dependiendo de las condiciones del clima y lo concurrido del lugar.

Si por el contrario, prefieres la actividad física, podrás subir el cerro caminando junto a los cientos de personas que lo suben a diario para ejercitarse. A lo largo del recorrido disfrutarás de vistas maravillosas de la ciudad y encontrarás diferentes estaciones para descansar, como el refugio No te apures, cuyo nombre da una señal de cómo hacer el recorrido.

Naturaleza en medio del concreto…

El Calvario, Jardín Botánico y el Parque los Caobos son sólo tres de los muchos parques que están distribuidos en toda Caracas. La ciudad tiene varios pulmones vegetales en los que los caraqueños pueden escapar del concreto y su ritmo imparable para refugiarse, por un rato, en zonas tranquilas en las que pueden disfrutar de la naturaleza, respirar aire fresco o simplemente descansar.

Uno de los parques más emblemáticos es el de Parque del Este, donde cada día las personas van a trotar e incluso remar en sus lagunas artificiales mientras disfrutan de una impresionante vistas del Ávila. Por su parte, el Parque Los Caobos, entre el Teresa Carreño y Bellas Artes, además de vegetación y actividades físicas también nos permite disfrutar de obras impresionantes como la Fuente Venezuela del escultor Ernesto Maragall; esculturas y atracciones infantiles que hacen del Parque Los Caobos el lugar ideal para la familia.

Un poco de nuestra historia…

Caracas es una ciudad en constante crecimiento y parece tener vida propia; sin embargo, hay rincones de la ciudad que parecen haberse congelado en el tiempo y hoy son monumentos – y  testimonios – de la historia nacional.

Uno de estos lugares es la Casa natal del Libertador. Ubicada en el centro de la ciudad y con una fachada colonial intacta, la casa natal de Simón Bolívar está abierta al público y se exponen constantemente pinturas y obras que representan diferentes etapas de la vida de Simón Bolívar y la historia de Venezuela.

El Paseo Los Próceres es otro de los lugares infaltables en un paseo por Caracas. A pesar de ser pasado por alto cada día, este paseo es uno de los lugares más impresionantes de Caracas, con esculturas en mármol blanco y monumentos en los que la nación le rinde homenaje a sus próceres. Además, El Paseo los Próceres tiene canales de circulación para trotar y andar en bicicleta, parques de ejercicios y atracciones infantiles.

El Panteón Nacional y el Mausoleo del Libertador son uno de los lugares más solemnes de Caracas. Desde 1874, por decreto de Guzmán Blanco, la Iglesia de la Santísima Trinidad sería transformada en el Panteón Nacional y desde entonces ha sido el sitio en el que reposan los restos de los venezolanos más ilustres de nuestra historia. Luego de varias modificaciones, el Panteón Nacional se ha convertido en una estructura arquitectónica impresionante.

Con casi 300 años, la Universidad Central de Venezuela es uno de los espacios más representativos de Caracas, y quizás de Venezuela. Miles de profesionales venezolanos cruzaron sus pasillos adornados por murales y obras de artistas como Zapata y Carlos Raúl Villanueva mientras esperan culminar su carrera en el imponente Aula Magna de la UCV.

Desde comida gourmet en Las Mercedes hasta La Calle “el hambre” en Baruta…

Al igual que las capitales del mundo, el espíritu cosmopolita de Caracas se hace presente en los sabores de su gastronomía. Caracas ofrece de todo: Desde el típico pabellón criollo, cachapas y diferentes platillos nacionales hasta distinguidos platillos gourmets en restaurantes italianos, árabes, asiáticos y de casi cualquier lugar del mundo.

¡No hay perros calientes como los caraqueños!

La calle San Sebastián de Baruta, rebautizada como la Calle “el hambre” se ha convertido en un punto emblemático por las diferentes opciones de comida rápida que cada noche ofrece a los caraqueños a precios accesibles. Además de la calle el hambre de Baruta, Caracas está llena de trailers y locales que preparan perros calientes al mejor estilo caraqueño, con mucho queso y una gran variedad de salsas (tocineta, ajo, queso, tártara) que lo hacen una verdadera joya caraqueña.

Sin duda, uno de los nuevos espacios gastronómicos de Caracas es La Milanesa Caracas. Ubicado en el Piso  del Tolón Fashion mall, nos ofrece la milanesa clásica pero preparada de 12 formas diferentes, además de entremeses que sin duda te harán querer regresar. Un dato importante: Si vas, no dejes de probar las empanadas argentinas y las pizzas de plátano.

Vale la pena escaparse a El Hatillo para hacer una parada en Das Pastell Haus, un sitio en el que podrás deleitarte con ricos postres alemanes como el strudel de manzana o la torta de Nutella. Además, también podrás encontrarás en el menú pizzas con crema, quesos y hongos que hacen del lugar uno de los más visitados del pueblo.

La ciudad está llena de rincones especiales por ser descubiertos. Amelié Café & Pastelería es uno de estos lugares. Este café, inspirado en la película francesa del mismo nombre, es un pedazo de París en medio de Altamira. Croissants, pastelitos y tortas son sólo algunas de las opciones que tendrás en este lugar para acompañar deliciosos cafés en un local que resulta un deleite visual.

Y por supuesto, no podemos hablar de gastronomía caraqueña sin mencionar a la protagonista de la comida venezolana: La arepa. Es común encontrar areperas que funcionen las 24 horas del día y es que, ya sea que hablemos de desayunos o de una comida a mitad de cualquier salida nocturna, las areperas están presentes en cada momento de la vida en caracas. El Budare de la Castellana, Doña Caraotica o El Solar del Este en Las Mercedes son sólo tres de los muchos establecimientos en los que podrás disfrutar de Reinas Pepiadas, Catiras, Peluas y tantas opciones como la creatividad arepera permita.

Caracas es Caracas…

Venezuela tiene tesoros escondidos – y no tan escondidos – de punta a punta, pero Caracas parece reunir un poco de todo. No importa si decides ir por trabajo, diligencias o por paseo, Caracas; con todo y su ritmo frenético, tendrá para ti un abanico de opciones que harán que la visita valga la pena y siempre te ofrecerá un motivo para regresar y redescubrir una ciudad que se mantiene en un cambio constante.

¡Anímate a vivir un poco de la experiencia caraqueña! Lo mejor en hospedajes en Caracas está sólo a un par de clicks de distancia en navicu.com.

Destinos nacionales para la Semana Santa 2018