Tres paseos cortos que tienes que realizar en tu próximo viaje a Mérida

El Jardín Botánico en la ciudad de Mérida

En la vía hacia el sector denominado “La hechicera”, se encuentra el Jardín botánico de Mérida, uno de los lugares más interesantes de la ciudad.

El jardín botánico es un lugar ideal para compartir en pareja o familia, en él se pueden disfrutar de un rato agradable y lejos del estrés diario de la ciudad. Es muy pintoresco y cuenta con un biozoológico en el que  puedes tener contacto con los animales y alimentarlos, con guías muy bien capacitados.

Es una alternativa excelente para personas de todas las edades y, como es de suponer, poseen muchas áreas verdes. Los encarga se esfuerzan por mantener lo mejor posible este parque.

Una de las actividades más populares del Jardín Botánico es el canoping, donde decenas de turistas se desplazan de un árbol a otro a través de un cable de acero. El canoping es una experiencia extrema pero se siente bien atendido por expertos que te harán disfrutarlo con seguridad.

Además, acá también podrás disfrutar actividades diariamente como Yoga, senderismo de interpretación, charlas, juegos y actividades con los chicos. También hay actividades extrema como senderos aéreos sobre los árboles. Es un lugar muy tranquilo y se respira un ambiente natural perfecto para llevar una merienda y pasar un rato agradable, pero siempre respetando la naturaleza y limpieza del lugar.

Pico el Águila

Es un lugar increíble y lleno de paz, posee una ubicación y vías de acceso inmejorables. Los meses ideales para ir al Pico el Águila son julio, agosto y septiembre, ya que, si tienes algo de suerte, podrás disfrutar de las blancas nevadas y observar las montañas de la cordillera andina vestidas de blanco.

La vía de acceso es por la carretera trasandina, donde la vegetación de frailejones brinda un paisaje muy agradable. La amabilidad de los merideños y el esfuerzo que ponen en mantener las zonas turísticas en buen estado es admirable, en sus alrededores se pueden localizar puestos de venta de recuerdos y también de indumentarias elaboradas en lana para el resguardo del frío.

Desde el momento en el que inicia el viaje hasta llegar al destino nos encontramos con paisajes que no tienen comparación alguna. Si no estás acostumbrado a las alturas, debes tener en cuenta que podrías sufrir con el “Mal del Páramo”, por lo que se recomienda tener o tomar previsiones con medicamentos o asistencia médica por si llega a padecer ese mal.

Las Aguas Termales de La Musui

Las Aguas Termales de La Musui están ubicadas a varios kilómetros del pueblo Mucuchíes, en la desembocadura de un riachuelo que desciende de la montaña, en una zona totalmente solitaria. El pozo está cercado de piedras y cuenta con una maravillosa vista. El camino para llegar está claramente delimitado, por lo que su acceso es fácil.

El inicio la subida es un poco ruda pero es parte de la experiencia, luego sigue el recorrido por un sendero con una vista espectacular.

Si viajas con niños no puedes dejar de visitar este lugar, ya que suelen amar el recorrido, el clima y por supuesto el relax que este escape ofrece a la familia. Para visitar las aguas termales de la Musui es recomendable usar zapatos cómodos ya que el recorrido es de aproximadamente 1 hora y media subiendo a un paso normal, además también debes llevar abrigos y ropa adicional.

Y de nuevo: Los hermosos paisajes merideños.

Durante todo el recorrido quedarás maravillado con el verdor de las montañas de los antes. Todos los fines de semana son cientos de merideños y turistas que se animan a relajarse en La Musui, por lo que es recomendable ir en días de semana para disfrutar realmente de la experiencia. 

Si quieres conocer tarifas de vuelos y hospedaje para estos y otros grandiosos destinos de Venezuela, entra ya en navicu.com y descubre todos las maravillas que tiene nuestro país para ti.

 

Hesperia Edén Club: Un oasis de sensaciones