Leyendas venezolanas de terror parte III

Venezuela es un país lleno de folklore y mucha riqueza cultural, en sus ciudades y pueblos podemos conseguir distintos relatos e historias de distintas temáticas, pero en este mes de octubre te traemos las Leyendas de terror venezolanas Parte III . Desde ánimas en pena que vagan por las calles de las grandes ciudades, pasando por demonios sedientos de almas inocentes que se esconden en las llanuras venezolanas hasta seres espectrales que aparecen en el litoral venezolano y mucho más, Venezuela te sorprenderá con sus leyendas terroríficas en esta temporada de Halloween.

En navicu.com ya hemos hecho la primera y segunda parte de estas Leyendas Venezolanas de Terror. Hoy nos sumergimos aún más en estas leyendas con una 3era parte que sin duda alguna te dejará con muchas pesadillas. ¿Estás preparado(a)? ¡Comencemos! 

Los gritos desgarradores de La Loca de Ejido 

 

Leyendas de terror: La Loca de Ejido
Leyendas de terror venezolana: La Loca de Ejido

Comenzamos esta 3era parte de las leyendas venezolanas de terror con uno de los más famosos dentro de la región andina de Venezuela: La Loca de Ejido. 

Durante la época colonial, un joven llamado Lorenzo recibió como herencia una enorme fortuna y con ella comienza a dirigir su propia hacienda. Entre los trabajos de construcción y la contratación de sus nuevos empleados conoce a una joven llamada Marta, del cual cae tan profundamente enamorado, que le pide su mano en santo matrimonio. 

Antes de casarse, Lorenzo tuvo que irse de viaje por asuntos de negocios. Pasó más de 1 semana y Marta recibe la triste noticia que Lorenzo fue hallado muerto por un derrumbe en el viaje de regreso. La joven soltó gritos y llantos desgarradores desde ese momento hasta el día de su muerte. 

Cuenta la leyenda que su alma nunca pudo descansar en paz y que vaga eternamente en las calles de Ejido. Su aparición siempre es acompañada con alaridos y lloriqueos horribles que desgarran las tranquilas noches de la ciudad andina y sus apariciones son mucho más frecuentes sobre todo en Jueves Santo. 

Las aguas malditas del Pozo del Cura 

Ubicado en el estado de La Guaira, el Pozo del Cura es un lugar donde sus aguas son malditas y traen mala fortuna a quienes se atreven a beber o bañarse en él. 

Esto se debe principalmente a que durante la era colonial, un cura de la región solía bañarse en ese sitio en compañía de muchas esclavas sexuales que compraba con el dinero que recibía de la iglesia. Un día, estando completamente solo, fue tragado por las aguas de forma misteriosa y su cuerpo nunca fue hallado. 

Desde entonces su espíritu ronda por el pozo clamando ayuda de forma constante y sus gritos de desesperación son mucho más fuertes durante las noches que comprenden Viernes Santo hasta el Domingo de Resurrección. 

Leyendas venezolanas de terror: Las escalofriantes cuevas de Los Haitones 

Leyendas de terror Los Haitones
Leyendas de terror: Los Haitones

Los Haitones son un grupo de cuevas que se encuentran en el estado Falcón. Debido a su ubicación, estas cuevas fueron utilizadas para macabros ritos a lo largo y ancho de su historia. 

Entre los rituales más famosos que se practicaron en el sitio se destacan los múltiples sacrificios humanos que los indígenas del lugar hacían en estas cuevas, la leyenda dice que fueron tantos que las cuevas se convirtieron poco a poco en una sucursal del infierno.

Quienes visitan el lugar en altas horas de la noche, aseguran que han escuchado gritos infernales saliendo de Los Haitones. Cabe mencionar que los lugareños también han sentido una energía bastante siniestra y oscura e incluso han escuchado susurros espectrales que  incitan a cometer suicidio en estas cuevas. 

Leyendas de terror urbanas: El trampolín de la muerte de las Torres El Sisal 

Leyendas de terror: Torres El Sisal
Leyendas de terror: Torres El Sisal

Localizado en Barquisimeto, las Torres El Sisal son un grupo de apartamentos que, durante la época de los 80 y 90, fueron el lugar predilecto para cometer suicidios, asesinatos, sacrificios de animales y según cuentan los lugareños, el canibalismo. Debido a estos oscuros actos, las Torres El Sisal poco a poco se convirtieron en sinónimo de muerte en la ciudad de Barquisimeto. 

Quienes pasan por el lugar en altas horas de la noche aseguran que han visto diferentes fantasmas en el lugar. Los residentes cercanos a las Torres El Sisal advierten a los visitantes no ingresar a las torres puesto que se han visto casos de personas que entran para nunca jamás volver. 

Los tétricos gritos del Hotel Concorde en Margarita 

En 1987 se inauguró el Hotel Concorde en Isla Margarita, un hotel muy lujoso para la época y que trajo consigo una enorme cantidad de turistas provenientes de todas partes del mundo para disfrutar no sólo del hotel sino de la belleza de Isla Margarita. 

Sin embargo, unos cuantos meses después de su inauguración, se produjo un terrible incendio que se llevó no sólo una gran parte de la estructura del hotel sino además la vida de una joven pareja que estaban en el hotel disfrutando de su fiesta de bodas. 

A pesar de que el incidente sucedió hace ya varios años y que el hotel ha sido inaugurado recientemente, los trabajadores e incluso inquilinos del hotel escuchan en las noches gritos de dolor y  desesperación, olor a piel quemada en los ductos de ventilación e incluso algunos grifos de las habitaciones comienzan a manar líquido de color rojo intenso. 

Leyendas de terror venezolanas: La Capilla de los Ahorcados 

Ubicado en el Barrio Obrero de San Cristóbal, La Capilla de los Ahorcados es una pequeña edificación religiosa que debe su nombre a un particular evento que sucedió durante los tiempos de la dictadura de Juan Vicente Gómez: la ejecución de Francisco Gómez y Gabriel Chacón. 

Estos fueron dos jóvenes que promulgaban ideas liberales en una época donde la libertad de expresión era una sentencia de muerte asegurada. Al cabo de un tiempo fueron identificados por los servicios de Seguridad Nacional, fueron juzgados y ahorcados en el árbol frente a la capilla. 

No conforme con ahorcarlos, Juan Vicente Gómez ordenó dejar sus cuerpos colgando a la intemperie. Debido a que no tuvieron una sepultura digna, sus almas nunca pudieron descansar en paz y atormentan a cualquier peatón que cruce por la capilla en altas horas de la noche.  

La sentencia de muerte de El Quemado 

En la carretera que conecta los estados Aragua y Guárico, existe una leyenda urbana de un espectro que aparece a los transeúntes para atraerlos a un accidente mortal: El Quemado. 

El Quemado es un ser fantasmal que, durante su vida mortal, fue un camionero que le gustaba mucho los excesos de la vida: beber, comer y las mujeres. Un día, estando completamente ebrio, sufre un accidente automovilístico en el que su carro explota y muere poco después producto del fuego de la explosión (de ahí su nombre). 

Debido a que nunca tuvo una buena vida, su espíritu vaga eternamente por la carretera donde murió. Según dicen los habitantes cercanos a la carretera, su sola aparición augura un trágico final para aquellos que recorren la carretera puesto que muchas veces estos terminan en un accidente de auto fatal. 

Top 5 de las mejores playas mundiales que debes visitar 1 vez en la vida